Cómo combatir el resfriado en niños

Cómo combatir el resfriado en niños

Cómo combatir el resfriado en niños 1600 1067 admin

La llegada del frío trae consigo decenas de cepas de virus vinculados a la aparición de resfriados o catarros. ¿Tu hijo se ha resfriado? No te preocupes. A continuación, te explicamos algunos trucos para combatir el resfriado en niños.

Evita más contagios

Picor en la garganta, congestión nasal, mucosidad, estornudos, tos, sensación de cansancio, dolor de cabeza, unas décimas de fiebre, son algunos de los síntomas que pueden aparecer en un niño resfriado. Si tu hijo tiene estos síntomas, recuerda que los virus que producen el resfriado se contagian fácilmente por el aire y a través de los esputos, por lo que la primera medida de precaución que debes tomar es asegurarte de que no vaya a la escuela para evitar el contagio de otros niños (Solo-Josephson, 2017).

Ataca las causas y alivia los síntomas

Los síntomas más fuertes de los resfriados comunes suelen remitir por sí solos en dos o tres días tras su primera manifestación y desaparecen por completo pasados unos siete días. Si tu hijo se ha resfriado, debes centrar tu atención en dos frentes: el de las causas y el de los síntomas.

¿Qué hago si mi hijo está resfriado? 

  • Controla la fiebre. Mide la temperatura a tu hijo para saber si tiene fiebre. Si es alta (cercana o mayor a los 38,5 ºC), es muy importante que hagas algo para que baje. Asegúrate de que no se tape ni abrigue en exceso, hidrátalo continuamente tanto con líquidos ingeridos como con compresas o toallas húmedas en zonas como la frente o los tobillos. Si eso no funciona, dale un baño con agua tibia (Caraballo Folgado, 2016).
  • Alivia el dolor de garganta y la tos. El dolor de garganta y la tos pueden ser muy molestos para tu hijo. Para aliviarlos, es fundamental que tenga la boca y la garganta húmedas constantemente. Prepárale agua caliente con limón y miel para que haga gárgaras varias veces al día. Asegúrate de que ingiere agua o zumos naturales con regularidad y ofrécele caldo de pollo con verduras, que además de aliviar el dolor de garganta, contiene todos los nutrientes que necesita para fortalecer sus defensas.
  • Suero salino y vaporizaciones para aliviar la congestión nasal. En un litro de agua hervida, disuelve una cucharada de sal y otra de bicarbonato de sodio. Deja enfriar y aplica unas gotas de forma regular en sus fosas nasales. También es muy útil que le hagas inhalar vapor de agua con eucalipto.

Si ves que los síntomas del niño no mejoran pasados varios días, es hora de ir a ver a su pediatra cuanto antes.

 

Referencias:

Caraballo Folgado, Alba. (2016). Remedios caseros para el catarro y los resfriados de los niños. Octubre de 2019, de página web de Guía Infantil: https://www.guiainfantil.com/articulos/salud/5-remedios-caseros-para-el-catarro-y-los-resfriados-de-los-ninos/

Solo-Josephson, Patricia. (2017). Resfriado común. Octubre de 2019, de página web de Nemours: https://kidshealth.org/es/parents/cold-esp.html

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies