¿Cómo aliviar el dolor de garganta?

¿Cómo aliviar el dolor de garganta?

¿Cómo aliviar el dolor de garganta? 1050 700 admin

Carraspeo, picor, dificultad al tragar… Seguro que estas molestias te suenan porque el dolor de garganta es uno de los malestares más generalizados, así que es el momento de conocer cómo aliviar sus síntomas. La buena noticia es que no tienes que resignarte y pasarlo mal.

Signos y síntomas

 Detectar el momento en que aparece el dolor de garganta es fácil: empiezas a sentir un incómodo escozor y cierta dificultad al tragar, incluso cuando solo es saliva. Esta irritación que sientes va a ir a más a menos que tomes medidas. Pero para que estas sean eficaces, conviene detectar cuál es la causa de ese incipiente dolor de garganta. Algunas causas habituales son:

  • Virus
  • Alergias
  • Respirar aire cargado de polvo o humo, especialmente irritantes son la contaminación y el tabaco
  • Un ambiente muy reseco
  • Tensar excesivamente los músculos, por ejemplo, al gritar

Además, el dolor de garganta casi nunca viene solo, sino que suele ir acompañado de otras molestias como lagrimeo, mucosidad, tos o dolor de cabeza. Por lo general, no se trata con antibióticos, excepto cuando es bacteriano. Algunas recomendaciones para suavizar sus molestias son1:

  • Aumentar la salivación para que la garganta esté más húmeda, por ejemplo, chupando caramelos o pastillas duras.
  • Los aerosoles que incluyen algún analgésico en su composición.
  • Hacer gárgaras2, este remedio tradicional es de lo más eficaz.
  • Procura que tu garganta repose, eso empieza por hablar menos y siempre sin forzar la voz.

 

Afecciones que puede causar el dolor de garganta

 Es importante que quede clara la diferencia entre el dolor de garganta y las enfermedades que están relacionadas con él. Según señala el doctor Ruiz Escudero, jefe de servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario QuirónSalud Madrid, «muchas personas se refieren e identifican indistintamente al dolor de garganta, la faringitis y la amigdalitis como la misma cosa, pero esto en realidad no es así».

Para empezar, el dolor de garganta es un síntoma, no una dolencia en sí misma. Son varias las enfermedades que pueden estar ocasionándonos esa molestia, pero la faringitis y la amigdalitis son las más habituales. En ambos casos se trata de una inflamación, variando la zona en la que se presenta:

  1. Faringitis: es la inflamación de la faringe como su nombre indica. Suele tener un origen vírico o bacteriano3. La más habitual es la producida por la bacteria Streptococcus pyogenes.
  2. Amigdalitis: es la inflamación de las amígdalas, que son dos masas de tejido situadas en la parte posterior de la garganta, una a cada lado. Su origen suele ser vírico, aunque también hay infecciones bacterianas que puede ocasionarla4.

 

Hay que tener en cuenta que las infecciones se propagan con facilidad, por lo que, si no se actúa, es posible que cualquiera de las dos afecciones antes descritas derive en una faringoamigdalitis, es decir, en la inflamación simultánea de amígdalas y faringe. Y entonces ya no solo habrá dolor de garganta, sino también de oídos e incluso puede aparecer fiebre.

 

La higiene es el mejor de los antídotos

Prevenir el dolor de garganta de origen bacteriano o vírico es cuestión de tener unos hábitos de higiene correctos. Para evitar el contagio, una norma imprescindible es lavarse siempre las manos antes de comer y tras ir al baño. Además, estornudar o toser tapándonos con un pañuelo desechable o tu antebrazo, nunca con las manos. Y evitar compartir vasos, cubiertos o alimentos.

 

A menudo es más sencillo no llegar a tener dolor de garganta que tener que aliviarlo. No forzar la voz, no fumar, ni respirar aire cargado de humo o polvo son algunas formas de evitar esta dolencia. Adoptar medidas de higiene correctas frena las posibilidades de contagio. Pero, si a pesar de todo te duele la garganta, ¡haz gárgaras y mantente en silencio todo lo que puedas!

 

Recuerda que el dolor de garganta:

  • No se cura porque no es una enfermedad, tan solo se suavizan las molestias.
  • Como norma no hay que tomar antibióticos, salvo cuando es de origen bacteriano.
  • La mejor prevención es lavarse las manos con frecuencia

 

Referencias

  1. National Institute of Health (marzo de 2013). Cómo aliviar el dolor de garganta. Recuperado de: https://salud.nih.gov/articulo/como-aliviar-el-dolor-de-garganta/
  2. OkDiario (21 de marzo de 2019). Cómo hacer gárgaras. Recuperado de: https://okdiario.com/howto/como-hacer-gargaras-1947681
  3. Cuidate+ (18 de noviembre de 2019). Faringitis. Recuperado de: https://cuidateplus.marca.com/enfermedades/infecciosas/faringitis.html
  4. Mayo Clinic (s.f.). Amigdalitis. Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/tonsillitis/symptoms-causes/syc-20378479?page=0&citems=10

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies